¿Quién soy?

El Yoga forma parte de mi vida desde que un médico me lo recomendó cuando tenía veinte años. ¡Cuánto tengo que agradecerle ese consejo!

Desde que empecé, he ido transitando muchas etapas de desarollo personal.  De ser practicante de Yoga pasé a una formación de Maestros porque quería profundizar en el Yoga. No sólo en la parte física sino también conocer la filosofía que lo sostiene, profundizar en otras técnicas, conocer otras perspectivas…hasta convertirse en un modo de vivir. 

Me fui adentrando en el conocimiento del cuerpo – masajes- la energía, Reiki y su influencia en el crecimiento espiritual y el desarrollo de la persona.

Quién soy

Me encanta viajar y por eso he cambiado varias veces de lugar de residencia encontrando en cada lugar lo que tiene que aportarme, para aprender, para expandirme.

Adoro el campo y conectar con las aves. ¡Son unos seres mágicos! Me ayudan a recolocarme y sentirme de nuevo conmigo.

Me encanta crecer junto con las personas con las que comparto clases, masajes, sesiones. Aprendo mucho de sus experiencias, de lo que les sucede y de cómo van transitando fases.

Me siento muy honrada de poder acompañarles en el camino. Esta experiencia me permite compartirla con otras personas, de manera que vamos compartiendo y difundiendo saberes y aprendizajes.

Tengo más experiencia en trabajo con mujeres. Quizá es que estamos en la era del despertar el femenino del mundo. Pero también me gusta trabajar con hombres para descubir lo que esa energía masculina equilibra. Sacar ese lado receptivo y amoroso que todas las personas tenemos pero que por cultura y tradición solemos tener más guardado.

La experiencia del ser no tiene género y me gusta enfocarlo de esa manera.

Si quieres conocer dónde y en qué me he formado, pincha aquí

 

Te acompaño para que vayas encontrando tu camino. Yo solamente estoy en aquellos momentos en que precisas sostenerte, aprender, recibir y encontrar las herramientas para avanzar.

Me gusta acompañarte con amor y cariño, comprendiendo tu proceso, apoyándote.

Conocí a Titi hace ya más de dos años por casualidad en unas sesiones de meditación con mantras y ya me quedé enganchada. 

También he hecho yoga con ella, sesión de reiki, sesión de registros…. y todo impecable y maravilloso…

Se entrega a cada una de las actividades…. transmite, comunica… es un ser especial y eso se nota en cada cosa que hace… durante el confinamiento hizo clases online de yoga…. y le agradezco infinito la oportunidad de estar ahí y conectar.

Cris N. C

Suscríbete para recibir una meditación guiada exclusiva para los suscriptores de Titileku.

Perfecto, ya estás sucrit@.